16 de junio: Día Mundial de las Tortugas Marinas

Compartir

El16 de junio, Día Mundial de las Tortugas Marinas, se rinde homenaje a estos reptiles, que continúan en la actualidad amenazados a nivel global por diversos factores; la problemática de las basuras marinas, la contaminación, la degradación o pérdida de sus hábitats o las acciones derivadas de las actividades humanas, entre otros.

En concreto, en España se caracterizan por ser especies altamente migratorias, ya que utilizan nuestras aguas como zona de paso en sus largos viajes a través del océano. Sin embargo, cada vez es más frecuente que utilicen las costas españolas durante su periodo de anidación debido a los efectos del cambio climático.

En nuestro territorio se han observado seis de las siete especies de tortugas marinas existentes en el mundo, como la tortuga boba, laúd, verde, carey, lora y olivácea. En esta línea, desde la Fundación Biodiversidad hemos participado en distintos proyectos y apoyamos diversas iniciativas para impulsar su protección y conservación.

Hemos colaborado con más de 24 proyectos y destinado más de 1 millón de euros, a través de nuestras convocatorias de ayudas.

Dos de ellos, desarrollados en las convocatorias de 2017 y 2018 por la Fundación CRAM a través del Programa pleamar, cofinanciado por el FEMP, estaban vinculados al tratamiento, recuperación y reintroducción de tortugas capturadas accidentalmente durante las actividades pesqueras en el Delta del Ebro.

Gracias a esta iniciativa, la mitad de la flota pesquera de arrastre de toda la provincia de Tarragona (48,6%) ha colaborado en la recuperación de tortugas marinas. Finalmente, se pudieron recuperar un total de 113 tortugas marinas y se pudo conocer que el 54,5 % de los ejemplares estudiados habían ingerido plásticos.

En la actualidad se encuentran en ejecución dos proyectos en los que las tortugas marinas son objeto de estudio. Uno de ellos, NIDOS-Caretta, llevado a cabo por la Universidad de Barcelona, ha iniciado las acciones de sensibilización y mejora del conocimiento de la tortuga boba (Caretta caretta) en el marco de una iniciativa que persigue evaluar la nidificación esporádica de esta especie como posible respuesta al cambio climático. Una de las actuaciones tiene que ver con la utilización de herramientas genómicas que permitan averiguar la región de origen de los ejemplares reproductores.

Por su parte, la Asociación Chelonia, trabaja en la actualización del estado de conservación de la tortuga laúd (Dermochelys coriacea) en el Atlántico español como contribución a la Estrategia de conservación de tortugas marinas de España.

También a través del proyecto MISTIC SEAS, en el que la Fundación Biodiversidad participa como socio, se diseñó una metodología común para la monitorización de la biodiversidad marina en la región de la Macaronesia. Este proyecto se centraba en poblaciones de especies marinas, entre ellas mamíferos, aves y tortugas marinas, y perseguía establecer una hoja de ruta común para mejorar la coordinación en la aplicación de la Directiva Marco de la Estrategia Marina en España y Portugal (Canarias, Azores y Madeira), en una de las áreas con mayor biodiversidad marina de Europa.

 

Gestión, protección y sensibilización: pilares clave del LIFE INTEMARES

Desde la Fundación Biodiversidad, como coordinadores del proyecto LIFE INTEMARES, continuamos impulsando medidas de actuación para favorecer el asentamiento de las tortugas marinas en el litoral español, mejorar su conocimiento y garantizar su protección.

Con ese objetivo, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico avanza, con la implicación de comunidades autónomas litorales, universidades, centros científicos y de recuperación, en la Estrategia para la conservación de la tortuga común y otras tortugas marinas. A través de este documento, se recogerán medidas para su protección, actuaciones de seguimiento y líneas de investigación, que servirán de base para las acciones de conservación y gestión que desarrollen las diferentes administraciones implicadas.

Asimismo debido a la frecuencia de avistamiento y aparición de la especie Caretta caretta, la más común en aguas españolas, así como el aumento en el número de nidos, se hace necesario el impulso de medidas que contribuyan a su localización y garanticen su supervivencia. Por ello, durante esta temporada se intentará marcar a las hembras reproductoras para estudiar su comportamiento y facilitar la detección de sus nidos.

En este contexto, la participación ciudadana es esencial, ya que la presión humana en las playas es uno de los principales riesgos para estos nidos. Ante la localización de algún nido, rastro o ejemplar de tortuga marina, se debe avisar de inmediato al 112.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *